Lidiar con las alergias a los gatos

Lidiar con las alergias a los gatos

Los gatos son una de las mascotas más queridas del mundo, sin lugar a dudas. Más del 50% de todos los hogares en los Estados Unidos tienen perros y gatos. Aunque los gatos son animales queridos, las alergias a los gatos son una de las formas más comunes de alergia. Las estadísticas en el pasado han demostrado que más de 10 millones de personas solo en los EE. UU. Tienen reacciones alérgicas a los gatos, especialmente su pelaje.

La principal causa de alergia a los gatos es la caspa. La caspa, es el polvo que produce el cuerpo del gato. La caspa es básicamente la piel que se desprende de los gatos, normalmente en forma de pequeñas escamas. Aunque la caspa puede irritar su piel, también puede entrar en su sistema inmunológico, lo que resulta en una variedad de síntomas y reacciones alérgicas casi inmediatas.

caspa-en-los-gatos
La caspa no es un problema exclusivo de los humanos, también se presenta en los gatos.

La caspa, una vez en el sistema inmunológico, se percibe como una amenaza. Aunque no está clasificado como una enfermedad, es más un reflejo de su cuerpo y su sistema inmunológico. Las alergias a los gatos ocurren con bastante frecuencia debido a que los gatos tienen alérgenos que se propagan por la sangre, la orina y la saliva. Aunque es posible que un gato no esté presente en ese momento, las excreciones probablemente aún lo estén.

La caspa, la orina y la saliva de los gatos se encuentran en toda la casa de los dueños de gatos. Los gatos se arreglan constantemente, lo que implica frotar su saliva en su pelaje. Cuando hacen esto, esparcen la caspa y los alérgenos. Aunque puede intentarlo, realmente no hay nada que pueda hacer al respecto. Los gatos tienen un instinto natural para acicalarse o bañarse solos, no importa cuántos baños les des, simplemente no impedirá que se acicalen.

Normalmente, cuando alguien tiene una reacción alérgica a los gatos, él o ella respirará con dificultad, toserá, estornudará, picará, tendrá los ojos llorosos o tendrá dificultad para respirar. Diferentes personas reaccionan de diferentes maneras a los alérgenos de los gatos, lo que significa que algunos síntomas pueden no ocurrir en absoluto. La fiebre y los escalofríos son muy raros, aunque pueden ocurrir. Si alguien que tiene alergia a los gatos tiene fiebre y escalofríos, debe comunicarse con un médico de inmediato. Lo más probable es que no se trate de una reacción alérgica a los gatos, sino de otro tipo de enfermedad que un médico deberá identificar.

Reacción alérgica a los gatos
Dificultad para respirar, tos, estornudos, picazón en la piel, ojos llorosos, son los síntomas presentes en las personas alérgicas a los gatos.

Las alergias a los gatos normalmente se tratan con antihistamínicos y descongestionantes. Aquellos que experimentan ataques de asma u otras formas de alergias, normalmente toman antihistamínicos. Los descongestionantes, por otro lado, se utilizan normalmente para curar la tos y la inflamación de las fosas nasales. A veces, los médicos también recomendarán vacunas contra la alergia. Las vacunas contra la alergia pueden ayudar a prevenir el ataque, especialmente si alguien es realmente alérgico a los gatos. Son una buena forma de tratamiento y prevención, y también pueden ayudar a disminuir el riesgo de alergias que afecten al individuo.

Si sospecha que tiene alergia a los gatos, siempre debe asegurarse de visitar a su médico. Él podrá diagnosticar mejor su situación y brindarle las mejores opciones disponibles para el tratamiento. Si de hecho sufre de alergia a los gatos, la mejor manera de detener los ataques es deshacerse de su gato.

Deshacerse de un gato puede ser algo muy difícil de hacer. Si se ha vuelto alérgico al pelaje de su gato, es posible que no haya otra forma de prevenir los ataques que deshacerse de él. Aunque los médicos pueden administrarle medicamentos e inyecciones, solo sirven hasta cierto punto. Los alérgenos para gatos no son divertidos, especialmente si los desarrollas años después de tener tu gato. Los gatos son excelentes animales para tener, aunque las alergias a los gatos son algo sin lo que todos podríamos vivir.

Comments

0 comments

Dina

Sobre el autor

Añadir comentario