¿Amas los gatos? Descubre lo que NO AMAN ellos

Open list
17 submissions already

Nuestros peluditos son los reyes y nosotros sus súbditos, por lo cual debemos cuidar de NO hacer lo que odian.

Como humanos amantes de los gatos tenemos la obligación de cuidarlos como si fueran un bien invaluable, porque simplemente lo son.

Debemos estar al pendiente de sus vacunas, su alimento adecuado, tenerle sus juguetes, su espacio, y conocer bien el significado de sus gestos y formas de maullar para saber lo que necesita (aunque sea por capricho).

Sí, todo eso es muy importante, pero debemos también conocer lo que nuestros mininos odian para no fastidiarles la existencia, porque recuerda: Los gatos fueron creados para ser mimados, y para disfrutar contemplarlos y acariciarlos cuando sea posible (okei, acariciarlos cuando nos lo permitan).

¡Conoce lo que un gato odia y no debes hacer nunca más!

1. El agua

Sí hay gatos que parece que nacieron para adorar bañarse (se han criado cerca de ríos, lagos…), pero la mayoría detesta el agua. La razón es que según los científicos es que la mayor parte de las razas felinas procede de zonas desérticas de Oriente Medio y China, por lo que no se relacionan prácticamente con el vital líquido. Por lo tanto, es natural que sientan desconfianza al agua.

5. Ruidos fuertes

Ellos son animales pacíficos y tienen un oído muy sensible, por lo tanto debes evitar tenerlo en un ambiente de gritos, cohetones y música estridente o del tráfico de la ciudad. Los gatos en un ambiente de intenso ruido pueden estresarse y padecer ansiedad. Se merece un lugar en completa paz. ¡Bríndaselo!

12. Perseguirlos

Ellos disfrutan el contacto con los humanos de manera breve, no les gustan los humanos que a toda costa quieren estar cerca de ellos. Los gatos definen cuando sí y cuando no estar con un humano. No los persigas. Cuando una persona los atosiga se sienten amenazados.

13. Atención sí, pero no mucha

Odian que les ignoren, pero también los mimos excesivos. Ellos prefieren ser quien toma la iniciativa para recibir afecto en forma de caricias y van tras del humano que los ama. Si lo ignoras buscará tu atención, y créeme que tiene maneras muy poco finas de castigarte para conseguirlo, como por ejemplo, dejar sus orines en tu cama.

14. Puertas cerradas

Los gatos odian las puertas cerradas porque eso les restringe áreas de la casa. Y si tú vives en su casa con permiso de él, deberías no cerrar las puertas. Gustan de tener acceso a todos los rincones de la casa. Son curiosas y les gusta inspeccionar todos los lugares que habitan.

15. No ser los preferidos

Si tienes dos o más gatos en casa, lo ideal es no tener un preferido porque por naturaleza son animales territoriales, si los dejas en casa unos días puedes tener problemas con el más dominante. Hazle saber que tu mandas, aunque lo quieres mucho.

Leave your vote

631 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

This post was created with our nice and easy submission form. Create your post!

Deja un comentario