in ,

Los gatos persas y su cuidado

Gatos persas y su cuidado

Los gatos persas y su cuidado

Actualmente, los gatos persas se encuentran entre las razas de gatos más populares. Bien conocidos por sus personalidades suaves y dulces y su pelo largo, los gatos persas tienen rasgos muy atractivos. Son grandes compañeros para prácticamente cualquier persona, y no muy exigentes. A diferencia de otras razas, como la raza siamesa, las razas persas necesitan muy poca atención.

Aunque el blanco es el color normalmente asociado con los gatos persas, en realidad también vienen en una gran variedad de otros colores. Durante las competencias, se dividen en siete divisiones de color: sólido, plateado y dorado, atigrado, sombreado y ahumado, particolor, bicolor e Himalaya. No importa qué color de gato persa sea, se notan mejor durante las competiciones por sus abrigos largos y sueltos.

Es preferible y muy recomendable que los gatos persas siempre se mantengan dentro de la casa para proteger su pelaje. Si viajan al exterior, pueden dañar fácilmente su pelaje. También deberán cepillarse todos los días con un peine de metal, o su pelaje puede enredarse, lo que provocará bolas de pelo.

Peine de metal

El baño en los gatos persas es muy importante, pues el aseo hecho con regularidad lo ayuda mucho a proteger su pelaje. Se recomienda bañarlos desde que el gato es joven, ya que de esta manera se acostumbrará rápidamente. El baño nunca debe pasarse por alto, ya que mantendrá el pelaje de su gato limpio y saludable. Aunque algunas razas pueden mantener sus pelajes por sí mismas, los persas no. Su pelaje es largo y denso y tendrás que peinarlos diariamente para asegurarte de que su pelaje se mantenga saludable.

La raza persa por naturaleza es gentil y dulce, es por ello que se lleva muy bien con todos los humanos, incluidos los niños. Tienen una voz agradable que siempre es buena para las personas. Usando su voz y sus ojos, pueden comunicarse muy bien con sus dueños. Son muy juguetones, pero no requieren mucha atención. Sin embargo, aman la atención y les encanta ser admirados. A diferencia de otros gatos, no trepan ni saltan mucho. Tampoco son destructivos; simplemente les encanta ser admirados y estar acostados. La mayoría de las veces, a los gatos persas les encanta tomar el sol y mostrarles a los demás lo hermosos que son.

Aunque la mayoría de las razas de gatos se pueden mantener adentro o afuera, los gatos persas siempre deben permanecer adentro y nunca deben salir de la casa. Mantenerlos adentro protege sus pelajes y también mantiene alejados de ellos enfermedades y parásitos comunes. Si los mantiene en casa evitará preocuparse también por los autos o los perros que pongan en peligro la vida del felino.

Para asegurarse de que su mascota persa se mantenga saludable, siempre debe llevarlo al veterinario anualmente. Si se los cuida adecuadamente, como el aseo, las vacunas y los chequeos, los gatos persas pueden vivir hasta 20 años. Una cosa que debes tener en cuenta que es común entre los persas son sus ojos. Sus ojos son muy grandes y a veces pueden ser demasiado para que el gato los limpie. Este es un problema de salud común en la raza persa y debe revisarse regularmente para asegurarse de que no se salga de control.

Gato persa

Cuando compara los persas con otras razas, notará que los persas se encuentran entre los más fáciles de mantener. No tienes que preocuparte por cosas como saltar o escalar, ya que a los persas tampoco les gusta. Todo lo que necesita hacer es alimentar a su gato y prepararlo a diario. Aunque el aseo puede suponer bastante trabajo a largo plazo, vale la pena cuando tienes un gato persa hermoso y saludable.

Como hemos podido conocer, los gatos persas son muy tranquilos, por lo que no habrá destrozos o accidentes que lamentar en casa. Los gatos persas son un adorno más en la casa, una obra de arte qué apreciar para recrear la vista ¡todos los días!

What do you think?

Written by Dina

Comments

Deja un comentario

Loading…

0
cómo asear un gato

¿Cómo asear un gato?

gatos y diabetes felina

Gatos y diabetes felina