Último deseo antes de morir: Una hamburguesa doble con queso y bacon

Un coche fúnebre se detiene en Burger King para cumplir el último deseo de un muerto.

La sorpresa para muchos en una sucursal de la compañía de comida rápida Burger King fue ver entrar a una carroza fúnebre, que entró por el carril de autoservicio y salió con su hamburguesa con doble queso y bacon.

Sucede comúnmente que una persona en su lecho de muerte habla sobre sus últimos deseos, en muchas ocasiones pide que alguien cercano cuide a otra persona a quien dejará solo luego de su muerte, sin embargo, hay ocasiones en que las personas van más allá con sus deseos para cuando hayan cruzado al más allá.

Leonard Durkin, un anciano británico de 71 años desahuciado después de una larga enfermedad murió de un ataque al corazón a finales del mes de mayo. Pidió a Peter, uno de sus seis hijos, que cuando muriera su último deseo era que el coche fúnebre lo parara en el Burger King.

Peter explicó para LadBible que su padre tenía un gran sentido del humor, y que antes de morir le contó que quería hacer esto, por lo que presume que Leonard estará riendo mucho en el cielo.

¿Qué tiene de especial ir a Burger King?

La madre de Peter y esposa de Leonard murió hace dos años y, desde entonces, cada vez que padre e hijo iban a visitarla al panteón paraban en el Burger King que les quedaba de camino, por lo que Leonard decidió que a su muerte, volverían juntos a ese restaurante.

Llegado el día de su muerte, la comitiva fúnebre se puso en marcha y en el camino hicieron una parada en el Burger King que habían visitado durante los últimos dos años. Compraron su hamburguesa favorita, una doble con queso y bacon. El alimento fue colocado en lo alto del ataúd junto a las flores.

Peter cuenta que la gente fuera y dentro del restaurante se esforzaba por no mirarlos. No daban crédito a lo que estaban viendo. La persona encargada de levantar el pedido en la ventanilla ni se inmutó. Los atendió de manera normal. Posteriormente, se fueron al cementerio al recibir su pedido.

A Leonard lo incineraron junto a su hamburguesa

Mientras incineraban el ataúd con el cadáver y la hamburguesa dentro sonaba la canción de Johnny Cash, Ring of Fire (Anillo de Fuego), otra puntada más del humor de Leonard.

Todo salió a la perfección pues el encargado de la funeraria, Adrian Benson, había previsto todo, incluso un día ante del funeral acudió en la carroza al Burger King para asegurarse de que el coche podría circular sin problemas. Una atención profesional, sin duda alguna.

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario